¿Es necesario un sistema de banca libre?

Ibiza Melián 29 marzo 2009 1

Imagen de previsualización de YouTube 

Hoy las palabras de uno de los liberales clásicos más importantes, Ludwig von Mises, alcanzan su máximo significado en nuestro país. Defendió que para evitar ciclos de crisis, recesión y paro descontrolado, como es el vigente, se ha de instaurar un sistema de banca libre. Convirtiéndose en el primer teórico de la escuela monetaria austriaca, a comienzos del siglo XX, en esgrimir este postulado. Argumentando que era totalmente necesario someter a las entidades financieras, al igual que al resto de agentes económicos, al derecho civil y mercantil. En base al principio tradicional según el cual es preciso mantener en reserva el 100% de las cantidades de dinero recibidas en forma de depósitos a la vista. Es decir, que los banqueros no podrán prestar aquello que no tienen. Cosa que ahora, al parecer, se permite, constituyendo un privilegio conforme a las normas que rigen al resto de los mortales.

Así pues, como el hombre ha de ser el único animal que no aprende de sus errores, esta mañana nos levantábamos con la [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] de que el Banco de España intervendrá Caja Castilla-La Mancha. Hecho sin precedentes en nuestro Estado, que no se había repetido tras los acontecido con el Banesto. Teniendo créditos concedidos por 19.536 millones de euros a cierre de 2008 y con depósitos de clientes por valor de 17.265 millones de euros. En resumidas cuentas, y contraviniendo lo manifestado por Mises, otorgó préstamos por encima de la cantidad de dinero que poseía.


Para el ex presidente de la Reserva Federal de EEUU, Alan Greenspan, el origen de este tsunami financiero está claro: “El abandono del patrón oro ha permitido a los responsables del Estado del Bienestar usar el sistema bancario para expandir el crédito ilimitadamente. Ellos han creado reservas de papel en forma de bonos nacionales que, mediante una serie de complejos pasos, los bancos aceptan en lugar de activos tangibles y tratan como si de un auténtico depósito se tratara, es decir, como el equivalente de lo que antaño era un depósito de oro. El tenedor de un bono nacional o depósito bancario creado por reservas de papel cree que tiene un derecho sobre un activo real. Pero el hecho es que existen ahora más derechos que activos reales.”

Supuestamente fue en Noviembre de 1910 cuando un grupo de banqueros, reunidos secretamente en la isla de Jekyll, decidieron crear la Reserva Federal, que entró en funcionamiento en 1913. Eso dio lugar a etapas de emisión descontrolada de dólares; endeudamiento de las familias y empresas por encima de sus posibilidades. Con la inevitable posterior restricción crediticia llegó: el aumento de la morosidad, paro, deflación y recesión. Proceso que se reprodujo en diferentes momentos: crack de 1929, crisis de los 70,…¿Y a qué nos suena todo esto?