¿Existe relación entre la crisis y el liberalismo?

Ibiza Melián 27 Diciembre 2008 1

wAll Street 

Wall Street. (www.photoeverywhere.co.uk)

El 2008 será recordado como el periodo en el que emergió la mayor crisis económica tras el crack de 1929. Los analistas vaticinan que, al igual que el comunismo concebido por Karl Marx y desarrollado por Lenin, sucumbió con la caída del muro del Berlín, los acontecimientos recientes marcan el fin del liberalismo. ¿Pero tiene realmente algo que ver lo ocurrido con esta teoría económico-política?

La doctrina liberalista resalta el valor de la inversión privada como motor de la generación de riqueza de una nación, creación de empleo e impulsor del bienestar social de sus ciudadanos. Promulga los valores del esfuerzo, superación y sacrificio, recibiendo en contrapartida cada persona lo que en base a su trabajo y asunción de riesgo le corresponda.

Pero el epicentro del vigente tsunami financiero, más que en el tejido empresarial, nace en el entramado especulativo, siendo los primeros, víctimas de los segundos. Los ejecutivos estrellas de la banca, aseguradoras y fondos de inversión, que no eran los que aportaban el capital, fueron los ingenieros de esta maraña, con la única intención de cobrar además de los emolumentos fijos su porcentaje sobre beneficios. Si lograban una óptima cuenta de resultados para la compañía y aumentaban las ganancias para los accionistas, ellos consecuentemente engordarían sus nóminas.

En el 2003, ante el peligro de deflación, el Presidente de la Reserva Federal optó por una drástica bajada del precio del dinero, lo que propició una exponencial inyección de liquidez en la economía y una distensión en los criterios de concesión de crédito. Las entidades para aumentar su rentabilidad, gestan un tipo de préstamos a un alto interés otorgados a clientes que no cumplían los requisitos necesarios para acceder a ellos: “hipotecas subprimes”. Transformándolas los bancos, junto a otras, en bonos, los cuales colocaban en el mercado de renta fija. A finales de 2006, suben los tipos. Empiezan a registrarse los primeros impagos, estando ya los activos tóxicos repartidos a nivel mundial y desencadenando la catarsis. 


El 16 de Marzo de este año el banco de inversión estadounidense JP Morgan compra a su quebrado rival Bear Stearns con la ayuda de la FED. El 07 de Septiembre los gigantes estadounidenses del crédito hipotecario Freddi Mac y Fannie Mae son puestos bajo tutela del gobierno. El 15 del mismo mes sucumbe Lehman Brothers, uno de los pilares de Wall Street. Su rival Merrill Lynch es absorbido por Bank of America. El 16 la aseguradora AIG es casi nacionalizada, la aportación del Estado es superior a los 150.000 millones de dólares. El 25 Irlanda se convierte en el primer país de la zona Euro en entrar en recesión. El 28 el banco y asegurador belga-holandés Fortis es recapitalizado por Holanda, Bélgica y Luxemburgo. El 30, las autoridades francesas y belgas nacionalizan Dexia. Ya en Octubre el día 3 el Congreso de EEUU adopta un plan de rescate bancario por 700.000 millones de dólares. El 5 BNP Paribas al adquirir Fortis se convierte en la mayor compañía de depósitos en Europa. El 10 se hunden la mayoría de las bolsas mundiales. El 22 se derrumba la de Buenos Aires, afectada por el proyecto de nacionalización del sistema de pensiones y el 27 las asiáticas. El 6 de Noviembre el FMI pronostica para 2009 la primera recesión desde la posguerra en los territorios desarrollados. El 19 Islandia, al borde de la asfixia, obtiene un préstamo del FMI y una ayuda de sus vecinos nórdicos. El 26 la UE acuerda estimular la economía con 200.000 millones de euros. El 04 de Diciembre el Banco Central Europeo rebaja su principal tasa. El 22 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que para 2010 habrá de 20 a 25 millones de desempleados más en el mundo.

A tenor de los hechos el error no recae en la concepción liberal, sino más bien en las omisiones en la regulación del sistema financiero. Porque pícaros había tanto en el medievo, como en la sociedad contemporánea.