Internet revoluciona nuestra era

Ibiza Melián 15 febrero 2011 1

Ordenador

La irrupción de Internet en nuestras vidas ha supuesto un cambio absoluto en la concepción  de la percepción de la realidad. Hasta ahora concretos grupos de interés nos manejaban a su antojo, mostrándonos lo bueno y malo, relegando al ostracismo a quien no se hiciera partícipe de sus postulados. La radio, televisión, prensa escrita, eran la correa de inoculación de ese pensamiento mayoritario promulgado por el poder establecido. La persuasión comenzó siendo clara y explícita, pues la asimilábamos sin actitud alguna constestaria, pero a medida que nos inundaban con multitud de mensajes, provocando una baja atención por parte del ciudadano, pasaron a ser más subliminales, interpretando los iconos cinematográficos, idolatrados por sus numerosos seguidores, cómo teníamos que vivir o pensar. Y sin casi darnos cuenta, nos convertíamos en incondicionales de este estilo. Transformándonos en una masa sumisa, preocupada en sus problemas personales, sin casi tiempo para pensar o reflexionar si debían ser o no así las cosas. Si sólo conocíamos una visión, no podríamos echar de menos lo que ignorábamos. Se daba una unidireccional comunicación: de la autoridad hacia el hombre de la calle. Y en raras ocasiones despuntaba algún rebelde, discriminado rápidamente por la sociedad, empleando para ello los variados tipos de mecanismos niveladores, para acabar tachándolo de loco inconformista.

Mas actualmente Internet posibilita que las minorías transmitan sus teorías, de una misma noticia pueden aparecer diferentes maneras de interpretarla, transcritas según la ideología del redactor, actualizada con una impensable hasta ahora inmediatez. Información libre para una sociedad libre en la red. Por muy rara que sea la afición de un individuo con toda probabilidad habrá alguien en el planeta que la comparta, pudiéndola explicar a otros en: foros, chats, blogs…Eso si, no todo lo expuesto se basa en una fuente exacta. Pero estamos en la era del escepticismo y la dimensión virtual infiere a las masas una mayor mentalidad crítica.

Las redes sociales han hecho que el periodismo que conocíamos fallezca para renacer cual ave fénix de una manera totalmente distinta, donde el lector interactúa con la información, llegando incluso a proponer las materias más interesantes para editar. Nace el concepto de periodismo ciudadano, caracterizado porque el redactor se convierte en mero catalizador de la sinergia colectiva. Ya nada se hará de espaldas al cliente sino atendiendo a sus gustos o preferencias, monitorizados por los consultores en el ciberespacio, creando estudios de mercado a muy bajo coste y sumamente precisos. La socialización es tal, que en algunos casos la gran mayoría de los contactos personales se establecen en este canal, puente incluso para relaciones sentimentales, no siendo la belleza el valor determinante para la elección de pareja. Si Cyrano de Bergerac renaciera, reafirmaría su creencia de que “a una mujer se le conquista por la palabra”, y esa nariz que desequilibraba su rostro armónico carecería de importancia alguna, ya no sería como dijo Quevedo “un hombre pegado a una nariz”, sino simplemente un ser rebosante de creatividad y locuacidad.

Erradicará las desigualdades por razones geográficas, de religión o de sexo, independientemente del lugar en que se habite se podrá acceder a la red e intercambiar sabiduría. Una premisa que se ha mantenido de generación en generación es que el conocimiento es poder, e Internet lo facilitará igual a ricos o pobres, residentes en el primer o tercer mundo. La educación ya no estará destinada a unas minorías, cualquier materia podrá ser asimilada de la misma forma por un estudiante de la más remota aldea que por otro que viva en la gran ciudad. Los portales formativos virtuales mantienen unos niveles pedagógicos similares a los presenciales, pudiendo contactar prácticamente en tiempo real los docentes con los discentes, y estos últimos entre sí. En el ramo de la medicina los facultativos mejorarán sus diagnósticos, consultándolos en línea con los líderes del gremio. La tecnología y avances científicos ayudarán a que los países subdesarrollados dejen de serlo.

Nos guiará hacia la sostenibilidad medioambiental. La utilización del papel aminorará, reduciendo la tala de árboles. El teletrabajo, fomentado por los incentivos gubernamentales dirigidos a las empresas que lo establezcan en sus plantillas, evitará la emigración, el éxodo rural y la congestión de las grandes ciudades. Permitirá el acceso laboral a personas discapacitadas, o con problemas de dependencia de algún familiar. Con una intranet los trabajadores, localizados a una considerable distancia geográfica, alcanzarán la consecución de objetivos fijados por las entidades. Enriqueciendo su calidad de vida y permitiendo la conciliación familiar. La empleabilidad aumentará, dándose el caso de ser contratado por una multinacional un residente de una pequeña aldea, que en su tiempo libre se dedica a cuidar sus cultivos ecológicos para consumo propio. Consecuentemente al bajar el uso del transporte móvil descenderán las emisiones de CO2.


Su impacto comercial facilitará la externalización de las empresas a muy bajo coste. Se otorgan las mismas oportunidades para todos los emprendedores, no siendo un handicap su posición domiciliar. Las transacciones bancarias seguras, la firma o factura electrónica son importantes adelantos que hacen progresar a la gestión mercantil. Un ejemplo clarificador es el de la sociedad Barrabes.com, situada en el Pirineo Aragonés, líder europeo en material de montaña: alpinismo, escalada, esquí, trekking,… Las fábricas podrán establecer  las distintas partes del proceso productivo en diversos países. Se eliminan intermediarios, abaratándose el producto y ofreciendo el beneficio añadido al consumidor. Las materias primas de las naciones más desfavorecidas podrán ser comercializadas por ellos mismos, consecuentemente desligándose de la supeditación a terceros países. Un comprador de una pequeña población podrá adquirir cualquier producto, por exclusivo que sea, circunstancia que no se daría en un establecimiento a pie de calle por su inviabilidad comercial y reducido o escaso segmento de mercado en ese enclave físico. Los nuevos mundos virtuales, como Second Life, nos abren grandes oportunidades de negocio, hecho que no ha pasado desapercibido para las multinacionales. Los conceptos de publicidad se modifican, las marcas se posicionan gracias a anuncios implícitos insertados en las redes sociales. La veracidad de lo ofertado debe ser total, porque tal error sería rápidamente propagado en el ciberespacio. El cliente dominará totalmente la situación. Ese mundo súper competitivo, mediático y global conllevará un ahorro de tiempo, eficiencia e incremento de productividad de las compañías. Los costes mayoritariamente mermarán por la supresión de puestos de trabajo, siendo cada vez más necesario una mano de obra altamente cualificada y continuamente formada.

Con el e-gobierno las administraciones públicas promueven una burocracia más ágil y transparente, accesible a todos, propiciando la participación ciudadana, eliminándose las trabas geográficas y temporales.

El incremento de conexiones a la red es vertiginoso, comenzando inicialmente su expansión en Occidente, y posteriormente de forma gradual y paulatina se ha ido extendiendo al resto de países tras la aparición de múltiples tecnologías. NAPS, puntos neutros de interconexión donde los operadores y proveedores de Internet conectan sus redes e intercambian tráfico, clave para el almacenamiento de datos en situaciones de crisis. Se ha ubicado uno en Madrid para enlazar América, Norte de África y Europa; el preconizado en Tenerife, Canarias, conectando con la totalidad de África; así como el planificado en Jordania y República Dominicana. Por otro lado Google, HSBC y Liberty Global se han unido para ofrecer un servicio de Internet barato y de alta velocidad a 3.000 millones de personas en África y en otros mercados emergentes. La intención es alcanzar aquellas partes del mundo donde la instalación de una red de fibra óptica no es rentable o resulta poco práctica. La irrupción del sistema “The Grid”, una nueva plataforma de transmisión de información diseñada para almacenar y mover la enorme cantidad que el acelerador de partículas producirá, 10.000 veces más rápido que el Internet actual, ofrecerá oportunidades ilimitadas e inimaginables. Posibilitará que los internautas realicen video llamadas al precio de una local, interactúen centenares de miles de personas o transmitan imágenes holográficas. Sin olvidar que toda noticia posible, rápidamente estará disponible en la palma de la mano, gracias al teléfono móvil. ¿Podría cualquier corriente de poder luchar contra todos los cibernautas para imponer su opinión? Muy difícil, una injusticia cometida se divulgará al instante. Los dictadores no podrán esconder sus genocidios a la humanidad, ni ésta mirar para otro lado. Nos tendremos que concienciar en desterrar cualquier síntoma de desigualdad. A mayor alfabetización, menor posibilidad de manipulación, incrementándose la tolerancia hacia lo distinto, que ya no será catalogado como tal, sino simplemente una opción más entre todas las existentes.

A un niño le resulta tan común Internet, como fue para nosotros la televisión, supliendo en muchos casos la labor de enseñanza de los progenitores. Es deber de los padres marcar unas pautas para navegar en el ciberespacio, como ya lo hacen al no permitir que permanezcan enganchados indiscriminadamente a la caja tonta. Inculcándoles reglas de comportamiento, si les decimos que no pueden hablar con extraños, también debemos señalar que lo mismo ocurre en la red, evitando que un adulto con oscuros fines pueda dañar sus ingenuas mentes. La legislación deberá profundizar para dictaminar normas en Internet concretas y certeras, de la misma forma que se condena cualquier acto impropio en los espacios geofísicos.

Conclusivamente las desventajas propias de una herramienta joven, menos de 40 años, son fácilmente solucionables con un control basado en la experiencia. Pero la plenitud de oportunidades aún no se alcanzan a vislumbrar. Quizás con Internet se haga cierta la denominación “ciudadano del mundo” y el derecho fundamental, de que todos los hombres somos iguales. Quedando totalmente obsoletos los epítetos: primer mundo, tercer mundo. Una visión global que acarreará mayor democratización, tolerancia y libertad, haciéndonos impermeables a los objetivos de las castas poderosas que luchan por su única supremacía. ¿Utopía o realidad? Dicen que las utopías de hoy serán las realidades del mañana. La liberación será posible sólo con la revolución, pero para ella no se emplearán armas, sino la tecnología y el conocimiento. Un futuro grande y mejor se divisa en el horizonte, e Internet es el general que nos conduce hacia él, mostrándonos todos los colores posibles de un mismo objeto, hasta ahora imperceptibles para el ojo humano.