El presente y futuro de los negocios, el comercio electrónico

admin 18 octubre 2013 2

Credit card on computer keyboard

Como dice la expresión, “si no estás en Internet, no existes”. Esta frase nunca ha tenido tanto sentido como en la actualidad, cuando prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida está relacionado con la web, ya sea a nivel personal o profesional. Las empresas, que no tardaron en darse cuenta de este hecho, han sabido aprovechar todas las posibilidades de Internet para promocionarse y para comercializar sus productos, hasta el punto de que hoy día, las firmas con más éxito cuentan con sus establecimientos tradicionales y con su tienda online.

El comercio electrónico supone un gran avance para todos aquellos que no disponen de mucho tiempo para realizar sus compras o, simplemente, prefieren utilizar ese tiempo para otras tareas más importantes. Desde el punto de vista empresarial, el e-commerce supone un trampolín a nivel mundial para la expansión de un negocio.

Claves para tener éxito en el e-commerce

En e-commerce, como en cualquier ámbito de esta vida, la originalidad es un factor clave para alcanzar el éxito. El hecho de tener una web de comercio electrónico no te va a garantizar el triunfo por sí solo, es necesario que los productos que ofrezcas tengan algo que realmente llame la atención o que los haga diferentes de otros.

A la hora de que el cliente realice el proceso de compra a través de la web, debe premiar la simplicidad, de modo que el usuario tenga que realizar pocos pasos para adquirir el producto y que solo tenga que dar los datos imprescindibles.

Por último, al igual que en los establecimientos tradicionales, las ofertas y la publicidad son una gran ayuda a la hora de dar difusión en una tienda online.

La solidaridad, también presente en el e-commerce

Las campañas que se engloban dentro de unos determinados valores, como el ecologismo o la solidaridad, también triunfan en el e-commerce. Un buen ejemplo de utilización  del e-commerce para promover valores es el e-solidario de Oxfam Intermón.

Con esta iniciativa, pionera en Europa, se persigue que los compradores realicen una pequeña donación para la ONG Oxfam Intermón cuando adquieran algún producto a través de las webs de las tiendas adscritas al proyecto. El e-solidario es un pequeño sello identificativo que permite ver a simple vista qué empresas participan en proyectos de solidaridad.