La permisibilidad en el endeudamiento municipal

Ibiza Melián 20 Febrero 2009 3

Dinero 

www.bigfoto.com

“El Ejecutivo Central acuerda permitir a los Ayuntamientos un mayor endeudamiento”. Esta información vertida recientemente, en sí, podría presagiar a autónomos o PYMES, que tal vez haya esperanza y lleguen a cobrar las facturas pendientes. Ya no tendrán que amenazar con quemarse a lo bonzo a las puertas de la Administración Local de turno, ni intentar robar bancos para evitar el cierre de su constructora. Pero, ¿será así ó ocurrirá como con el dinero inyectado a las entidades financieras que al final ni llegó a las empresas ni a las familias? 

Cada caso, supongo, que difiere, resultando obligatorio estudiarlo individualmente. Aunque quizás esta medida conduzca a un mayor caos municipal en ciertas circunscripciones. O actuamos analíticamente, basando nuestras decisiones en datos objetivos y concretos, o nos encontraremos en la situación que nos dibuja el prestigioso rotativo “The Financial Times”. Quien preconiza que nos aproximaremos a la cifra de cinco millones de parados, localizando la salida de la crisis en siete años, vaticinando además que la caída de precios en el mercado inmobiliario rondará el 40%. Ya nos alertaba en Noviembre que o modificábamos nuestro sistema gubernamental o nos colocaríamos ante un incierto panorama.


A veces los vecinos de concretas áreas contemplan impotentes como después de ir a votar a las urnas, se hace con el bastón de mando la lista menos votada. Sin embargo, el no respetar la elección popular no es lo peor, sino que a través de: mociones de censura o confianza, dimisiones, transfuguismo,…se ponen y quitan varios alcaldes en una misma legislatura. O también el supuesto de una gestión paralizada porque el equipo de gobierno no ostenta la mayoría suficiente para desarrollarla, incapaz de lograr pactos con otras formaciones. Y esta tesitura se puede prolongar durante tiempo indefinido. No existiendo ninguna ley que obligue a conformar un gobierno estable en un preciso periodo. ¿Y al final quién sufre todo esto? Han acertado, el pueblo, al que nadie le soluciona sus problemas.

Se lleva hablando, desde el comienzo de la democracia, de los comicios a modo de segunda vuelta, nombrando sólo al máximo regidor, permitiéndole que configure libremente su equipo de gobierno. Con lo que ahorraríamos no sólo dinero en salarios y dietas, sino también posibilitaríamos una mayor firmeza política, y por consiguiente una óptima rigurosidad presupuestaria. Mandando el mismo partido durante los cuatro años correspondientes, y los otros harían oposición. Pero de esto nada se sabe, como sucede con el deseo de convertir a la corporación más cercana en la entidad canalizadora de todas las peticiones de los ciudadanos. Puesto que prosiguen las duplicidades de los mismos servicios ofertados por diversas administraciones: Diputaciones, Cabildo, Comunidades Autónomas,…

“The Financial Times”, aseveraba que se acabó la fiesta en España. Ciertamente será así, si no empezamos a hacer algo ¿Tú que opinas?