Las medidas anticrisis express – I Parte

Ibiza Melián 7 febrero 2009 6

Haciendo zapping 

Haciendo zapping. (www.bigfoto.com)

La crisis copa todos los titulares, sirviendo de tema recurrente en cualquier conversación. Las trágicas historias de familias, donde el conjunto de sus miembros están al paro, se convierten en pesadillas para no dormir. Empeorando progresivamente cada vez más la situación. No arriesgándose, tanto políticos como analistas, en poner fecha exacta al comienzo de la recuperación.

Los ciudadanos se encuentran nerviosos y reclaman soluciones a sus gobernantes. Y éstos, presas del pánico, temiendo las posibles repercusiones de tales hechos en los sondeos electorales, lanzan propuestas que adolecen de análisis previo. Y ya se sabe, que las prisas son malas consejeras, acarreando un enfado mayor en el futuro votante por la sarta de incongruencias que se dicen, y que nunca llegan  a nada. Restando pues credibilidad en el sistema.

En este sentido comentábamos hace poco, que las medidas adoptadas por el Gobierno Central, a través del ICO, usando como intermediarios a los Bancos, no llegaban ni a la población, ni a las PYMES. Un día sale un Ministro y afirma, al parecer, que se le está agotando la paciencia con las entidades financieras. A la jornada siguiente, otros compañeros restan importancia a las referenciadas declaraciones. Y los aludidos aseveran que no serán ellos los que carguen con la prácticamente totalidad del riesgo, ya que consideran imposible otorgar préstamos a quien no los puede pagar. 


Haces zapping con el mando y en una cadena, supuestamente afín al Ejecutivo, recomiendan al Presidente hacer una remodelación de su gabinete. En un periódico digital incluso se lee el nombre del sustituto del Ministro de Economía. Claro, y uno piensa, ¿qué más dará que el que esté sea blanco, amarillo o a cuadritos, si no se plantea iniciativa concreta alguna?

Pasas a una televisión autonómica y te quedas sorprendido con el debate parlamentario regional. Donde los diputados de la misma formación que el Gobierno Central exigen al máximo dirigente autonómico, remedios para acabar con la alta tasa de desempleo, mediante el incremento de la competitividad del archipiélago. Y de repente el interpelado se saca una ristra de decisiones anticrisis de la chistera, como vía para salir del paso y  posponiendo así el problema hasta dentro de un par de meses. No obstante, expirado ese periodo y cuando se compruebe que lo prometido no se materializa, la disputa social subirá previsiblemente se tono. A consecuencia de que el tiempo pone a cada uno en su sitio, y las mentiras al descubierto.

En el próximo artículo describiremos el mencionado plan, que incluye ideas cacareadas reiteradamente durante años, sin que se hayan ejecutado jamás. El contexto vigente requiere de urgentes proyectos de fácil implantación, y no parece ser el camino diseñado la mejor opción.