La crisis y los neoliberales, sin relación alguna

La Estatua de la Libertad 

La Estatua de La Libertad. Nueva York. EEUU. (www.bigfoto.com)

A comienzos del verano del 2008, cuando ya era imposible la ocultación de las consecuencias de la crisis económica en España, se alzaron diferentes voces para echar balones fuera, culpabilizando de todo a los neoliberales radicados en EEUU. Tras las elecciones presidenciales estadounidenses y el ascenso a la Casa Blanca de Barack Obama, estos argumentos esgrimidos a modo de justificación, fueron sustituidos por otros completamente distintos. Pasando a posicionar el foco del problema en el sector de la construcción.

Por otro lado, prestigiosos analistas, durante estos últimos meses, han mostrado su preocupación por la acentuación de las turbulencias financieras en nuestro territorio patrio. En Noviembre el importante rotativo inglés “The Economist”, aseveraba que con el actual sistema burocrático español era impensable salir de este torbellino. Siendo además imprescindible un cambio de mentalidad. Recientemente la agencia de calificación de riesgos “Standard & Poor’s” (S&P) manifestaba, que debido al crack de la vivienda y el déficit exterior, era requerida una bajada de nuestro rating. Puesto que consecuente y irremediablemente nuestro muy débil crecimiento económico nos conduciría a un sustancial empeoramiento de las finanzas del Estado.

El importe de los impagos en el comercio se incrementó en el último mes un 79,2%. Proliferan los reality-shows donde los antiguos empresarios tienen que cerrar las puertas, por la exigua facturación. En su mayoría autónomos y sin derecho a ninguna prestación.

Lideramos el paro en la OCDE, los treintas países más ricos del mundo. Casi duplicamos la tasa con respecto a la media europea y a Norteamérica, concretamente ostentamos un elevadísimo e inaudito porcentaje, un 13,4%. Un millón de personas en el último año se han quedado sin sus puestos de trabajo. La sangría de afiliaciones a la Seguridad Social convierte previsiblemente en inviable el sistema. Y a todos automáticamente se nos vienen a la mente aquellas palabras de hace años que nos instaban a confeccionar un plan de pensiones privado, porque el estatal en aquel momento no era factible garantizarlo con rotundidad.

La búsqueda en Internet de vacantes laborales se dispara un 25% más. Los periódicos on-line destinan una sección para que los ciudadanos cuenten su dramática anécdota en estas lides. A mayor morbo, mayor audiencia. Los ayuntamientos no pueden hacer frente a la avalancha de solicitudes de petición de ayudas de primera necesidad. Según el vigente informe de Cáritas sus servicios se han ampliado un 70%, siendo de gran dificultad absorber toda la demanda. 

Pero el mayor peligro con que nos acecha es no reconocer que esta crisis es estructural y no coyuntural. Si no asimilamos esta idea, no seremos capaces de implementar las obligadas e impostergables medidas. Sin diagnóstico de la enfermedad, será imposible prescribir medicamento alguno.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies