Casas prefabricadas de vacaciones: guía de mantenimiento

A long shot of the facade of a cabin in Alpe d Huez ski resort in the French Alps during sunrise

Una casa prefabricada puede ser ese espacio increíble en el que pasas las festividades y las vacaciones. Tener un espacio para reunirte con tus seres queridos o simplemente descansar cuando lo necesites es un verdadero privilegio. ¿Lo mejor? Las casas prefabricadas requieren muy poco trabajo para mantenerse en buenas condiciones. Con un mantenimiento adecuado, estamos seguros de que podrás disfrutar de esta vivienda por muchos años.

A la hora de pensar en una casa prefabricada, muchos se hacen a la idea de que estas no son durables en el tiempo. Es difícil para algunas personas cambiar esa idea instalada de que las casas prefabricadas de madera son efímeras. A decir verdad, esas afirmaciones no pueden estar más equivocadas. En los últimos años, la tecnología aplicada a los materiales nos ha enseñado mucho y, hoy en día, una casa prefabricada de madera tiene la capacidad de durar tanto como una de material (incluso en algunos terrenos, como los que son propensos a movimientos sísmicos).

¿Cuál es el secreto para que una casa prefabricada de vacaciones dure de temporada en temporada? La clave es una sola: el mantenimiento. En este artículo nos concentraremos en explicarte todo lo que debes saber para mantener tu espacio de vacaciones en las mejores condiciones por mucho tiempo.

  • Mantenimiento estacional: Es probable que no visites tu casa de vacaciones todo el año, pero recuerda que es más probable que tengas que hacer una reparación grande una vez que un problema que empezó siendo pequeño se profundice. Por lo que afilar el ojo y hacer una inspección en primavera y otra en otoño será lo más efectivo. Esto reducirá los daños porque podrás atenderlos a tiempo, antes de que se conviertan en un gran dolor de cabeza. Realiza una recorrida consciente alrededor de la casa prefabricada para identificar cualquier posible daño dos veces al año.
  • Limpieza: Una vez al año, limpiar con manguera el exterior de la casa con atención especial a los rincones donde se pueden acumular insectos o polvo es la clave. Las esquinas, los aleros y la zona alrededor de las ventanas y puertas deben limpiarse con especial atención. Aquí también puedes verificar que todas las ventanas abran y cierran bien, chequear los tornillos y herrajes y agregar lubricante de ser necesario.
  • Aplica tinte: Una vez cada tres años, renovar el tinte de tu casa prefabricada garantizará su durabilidad. Este es un tiempo estimado, pero consulta con tu proveedor porque dependiendo del clima en tu área, puede modificarse.
  • Controlar los insectos: Otra actividad que puedes efectuar una vez al año para que tu casa de vacaciones dure mucho más es buscar agujeros o pequeñas grietas y repararlas. Esto se debe a que allí pueden anidar varias pestes. Podar los árboles o ramas que rocen el revestimiento también es una buena idea para evitar la generación de humedad donde proliferan las plagas. Rociar con insecticida también es buena idea para evitar problemas más adelante.

Puedes ver que el mantenimiento que necesita una casa prefabricada de vacaciones no es mucho. Prestando atención a algunos detalles, podrás disfrutarla a fondo y sin restricciones.

About Administrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.