El exigido sentido común de la política

Fachada del Ayto. de Palma de Mallorca 

Fachada del Ayto. de Palma de Mallorca. (www.euroresidentes.com)

Lo que ha de imperar en la política, es sobre todo, el sentido común. Antes que ideología alguna.

España cuenta con 8.000 ayuntamientos, algunos ubicados en municipios donde apenas cohabitan 500 habitantes, percibiendo sus alcaldes emolumentos desproporcionados. Actualmente estamos inmersos en una situación donde los ciudadanos tienen que sortear diversos y múltiples obstáculos para poder llegar a fin de mes. Desde Europa ya nos avisan de que es factible próximamente alcanzar hasta un 19% de paro. Y pese a ello, algunos demuestran con sus actos y manifestaciones varias, que sus únicas preocupaciones se circunscriben a seguir cobrando de la administración y las cotas de poder a ostentar. Sin importarles para nada el interés general. Da igual decir Digo donde decía Diego, si salen ellos beneficiados. Pactar con tránsfugas o sentarse con viejos enemigos, si la poltrona que se oferta bien lo merece. ¿Dignidad? Vocablo empleado continuamente, pero con una acepción que dista demasiado de la de la Real Academia Española de la lengua.

Para atajar el desempleo la mejor opción sería la inversión pública. Sin embargo, podemos escudriñar diferentes presupuestos munícipes y comprobar que a este menester dedican una exigua parte. Su gestión durante años se ha basado en los ingresos provenientes de la construcción. Pero con la parálisis del sector comienzan  a emerger graves problemas en la financiación local ¿Solución? Subir los impuestos a los pobres residentes que se encuentran asfixiados y a punto de perder su puesto de trabajo. Aconteciendo lo mismo en Comunidades Autónomas, Cabildos, Diputaciones,…Eso sí, la cuantía de marketing y publicidad es altísima, pues lo poco que se haga hay que venderlo oportunamente. Los pregoneros y medios afines, encajarán con calzador cualquier medida, por irrisoria que sea. Y ya se sabe, que una mentira repetida mil veces, termina por hacerse verdad.

Ciertas voces se alzan para avivar el consumo interno, que será el maná, según ellos, que nos saque de esta crisis económica. Por el contrario durante las Navidades en el Reino Unido aconsejaba el Estado, mediante spots televisivos, a los ciudadanos que no gastasen demasiado, puesto que el contexto financiero podría empeorar, como así fue. 

En 2008 se destruyeron un millón de empleos y con la reciente medida puesta en práctica por el Estado se prevé que se creen alrededor de 250.000. Todo lo que se haga en esta línea, bienvenido sea, pero a pesar de ello se muestra insuficiente.

Escuchaba en una radio que en un determinado Ayuntamiento, con un gobierno en minoría conformado por la cuarta parte de la corporación, resultaba viable su gestión. Entonces pensé, 8.000 Administraciones locales con una media de 10 concejales cada una suman cerca de 80.000 cargos electos. Si sólo elegimos al alcalde nos ahorramos 70.000 sueldos. Esto podría ser lo que se llama sentido común y rigor presupuestario. ¿No creen?

About Ibiza Melián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.