Las medidas anticrisis express – II Parte

Playa

www.euroresidentes.com

Conversábamos el último día sobre la propuesta lanzada por el Ejecutivo de cierta Comunidad Autónoma, en pleno debate parlamentario. Dada a conocer por su Presidente, tras ser interpelado por la oposición respecto a las consecuencias devastadoras de la crisis económica en esa región.

Resulta que en la citada circunscripción el Turismo representa, aproximadamente, el 25% de su P.I.B., convirtiéndose en su más importante sector productivo. Pero como suele pasar normalmente, a lo que se obtiene con facilidad, no se le presta la suficiente atención. Sólo acordándonos de ello si algo falla. Pues bien, después de varias décadas, exprimiendo a «la gallina de los huevos de oro”, sin inversión en el gremio, como cualquier producto maduro comienza a tener síntomas de cansancio. Lo que aunado a la recesión vigente, hace saltar todas las alarmas.

Mientras en el resto de la nación la tasa de desempleo roza el 15%, en esa comarca llega casi al 20%, no proveyéndose a corto plazo su descenso. Ya que a la pérdida de puestos de trabajo propiciada por la parálisis en la construcción, se suma la caída en las pernoctaciones. Afectando tanto a los establecimientos hoteleros y extrahoteleros; como también a la actividad de ocio, restauración, comercio, transportes,…

Se reclama insistentemente la regeneración de los destinos degradados, a pesar de que aún estén sin ejecutar, en concretas áreas, los Planes de Infraestructuras Turísticas del 2000. En otros municipios proyectos incluidos y con ficha financiera, se acogen ahora a la ayuda estatal. Siendo incompatible que se perciban ambas inyecciones monetarias, provocando que se pierda una por el camino. Denotando nuevamente una manifiesta negligencia en la gestión.

Con el agravante de urbanizaciones enteras que no han sido recepcionadas por la administración local. Planes generales, cuya aprobación es pospuesta, legislatura tras legislatura. Imposibilitando la inserción de las correcciones requeridas en el diseño de pueblos y ciudades. Lo que permitiría crear núcleos urbanos planificados, acordes a los nuevos tiempos y que satisfagan tanto las exigencias de los ciudadanos, como de los que nos visitan.

Cadenas que se desasen de sus inmuebles en el archipiélago por falta de rentabilidad. Gran cantidad de parados, con una notable proporción de no cualificados, lo que dificulta su reinserción laboral. Inclusive en señalados puntos el fracaso escolar alcanza el 70%, en su mayoría estudiantes que abandonan antes de concluir cuarto de la ESO. Existen islas donde sus habitantes no disponen de centros universitarios, con una reducida oferta de ciclos de grado superior. Ostentando además el lamentable récord de la cesta de la compra más cara del país y los sueldos más bajos. Etc. Etc. Etc.

Y digo yo, ¿no sería mejor opción subsanar las viejas deficiencias estructurales, que legislar sobre algo nuevo, que a lo único que conduce es a engrosar la confusión del contribuyente? ¿Tú que crees?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies