La principal práctica política: el populismo

 

Crisis, crisis y más crisis, es la única palabra que se oye en boca de todo el mundo. España copa ya los primeros puestos de los más lamentables rankings, en comparación con el resto de países europeos. Cuando aquí sobrepasamos la tasa del 14% de parados, en las naciones vecinas llega a la mitad. Contamos con un  20% de personas que viven bajo el umbral de la pobreza, estando únicamente colocado por delante de nosotros Letonia. Las Administraciones Públicas tardan 145 días en saldar sus deudas, frente a los 65 de media en el resto. No sólo tenemos supuestamente más cargos públicos, sino que ya superamos la cantidad de tres millones de funcionarios. Todos recordaremos también aquel demoledor informe PISA, que igualmente nos alertaba de las desproporcionadas cifras en cuanto a fracaso escolar se refiere.

Por si fuera poco, hemos descendido una posición dentro de los Estados más competitivos, turísticamente hablando, según el Foro Económico Mundial. Quien nos insta a mejorar en: conciencia ambiental, seguridad en las carreteras, dar mayores facilidades para poner en marcha una empresa turística y sobre todo en el acceso a las nuevas tecnologías. Puesto que se preconiza que en breve la mayoría de los clientes usarán Internet como canal de información. Resultando totalmente imprescindible en cualquier campaña de promoción. Nuestros puntos débiles ponen en evidencia la [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] por la que atraviesa este importante sector, que comienza a resentirse. Y ya sabemos lo que esto significa, [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] y más gente que se queda sin trabajo.

Durante mucho tiempo fue práctica habitual en nuestro territorio el clientelismo político, supuestamente las contrataciones inclusive dependían de los votos que pudiesen otorgar a la formación gobernante. Calando en cierta parte del electorado que este o aquel político era bueno si lo empleaba, independientemente de que gestionara bien o mal. Imagen que aumentaba positivamente a razón de la comida que se ofreciera tras el mitin. Si había cantante, la puntuación subía como la espuma. Y debe ser que algunos aún creen que al pueblo [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] se le contenta. Sin embargo, los tiempos han cambiado muy, mucho. 

Hoy por hoy vivimos en una sociedad libre, con un pensamiento crítico, fundamentado en la razón, que analiza cada uno de los mensajes. Sacando conclusiones no basadas en fanatismos, sino en la más profunda meditación y apertura de miras. Con lo cual ya pueden tomar nota los ineptos varios, porque lo que el pueblo dio en las urnas, en las mismas lo volverá a arrebatar de no arreglar el desaguisado actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies