Fondos de inversión especializados: una opción diferente

Marta 22 abril 2013 0



A nada que el lector haya tratado de familiarizarse acercándose a un producto tan amplio como los fondos de inversión habrá podido comprobar que las diferentes familias de fondos resultan tan amplias como las propias opciones de inversión que existen, y, aunque es cierto, que desde una perspectiva inicial las cuestiones básicas a las que podemos hacer frente como pequeño inversor se basan en cuestiones como encontrar un broker barato o decidir los modelos básicos de inversión, merece la pena dedicar algo de tiempo a profundizar en ofertas que a veces pueden resultar curiosas pero sin duda también interesantes.

No vamos en este caso a elucubrar sobre si resulta más conveniente operar con CFDs u otro modelo de inversión en función del perfil de usuario, sino a tratar de acercarnos de manera general a los llamados fondos súper especializados.

Es cierto que en este concepto, muy elástico, pueden llegar a tener cabida fondos de casi cualquier familia en función de su especialización, pero, los que en este caso llama nuestra atención son aquellos fondos temáticos con vocaciones definidas y que en muchos casos, al menos de manera inicial, se alejan de los conceptos habituales de inversión.

El lector podría llegar a sorprenderse del gran número de estos fondos existentes a nivel internacional, alguno de ellos, como determinados fondos especializados en arte, manejan cifras de suscripción ciertamente al alcance de muy pocos, convirtiéndose en fondos muy elitistas que, por otro lado, presentan propuestas de rentabilidad ciertamente importantes aunque también por regla general en carteras a largo plazo.

Encontramos también en este sentido fondos especializados en música, entre los que destacamos aquellos que apuestan por ejemplo por la adquisición de determinados instrumentos musicales de alto valor y su posterior comercialización.

Cerramos este pequeño artículo con un modelo de fondo de inversión un tanto controvertido que se representa en aquellos fondos que gestionan las carreras deportivas de deportistas de élite, fundamentalmente futbolistas, y décimos controvertidos porque este tipo de fondos se encuentran actualmente en cuestión por los propios organismos directores de este deporte, aunque mientras tanto sigue manteniendo una presencia más que activa en el mercado futbolístico.