Amplían el horario de la exposición de Sorolla

Ibiza Melián 28 junio 2009 7

Imagen de previsualización de YouTube 

Gracias a un acuerdo entre el Museo del Prado y la Comunidad Autónoma de Madrid, a través de su Consejería de Turismo, la exposición de Sorolla amplía su horario durante Julio y Agosto. Y todo para cubrir las expectativas de los visitantes, batiendo récord de asistencia desde que se abriera el pasado 25 de Mayo. Siendo ya casi 100.000 personas las que han pasado por la muestra.

Esta es la primera vez que la pinacoteca toma este tipo de iniciativa de manera continuada, puesto que anteriormente tal medida sólo fue adoptada en alguna  jornada ocasional. Así pues, en pro de facilitar el acceso a los interesados en contemplar la obra del pintor de la luz, las entradas se podrán adquirir a través de [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], del teléfono 902 10 70 77 o en el propio recinto. Los pases para el periodo estival se establecerán de martes a sábado de 09:00 a 22:00, y los domingos de 09:00 a 20:00.

Ya nadie duda de que Sorolla sea el autor de moda. [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] alcanzan cifras astronómicas. Y [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] ya está barajando presentar nuevamente en Valencia diversos lienzos del artista, esbozando como fecha para ello finales de Septiembre, tras la culminación de la Exposición de Sorolla (1863-1923) en el Museo del Prado el 6 del citado mes. El genio de los colores vibrantes ha conseguido por fin su frustrado deseo en vida: que sus creaciones sean colgadas en la galería nacional más importante.


Sus dibujos harán las delicias de españoles y extranjeros. Su realismo, casi fotográfico, en gran medida influenciado por la trayectoria en esta materia de su suegro, nos extrapolará a una época pasada, impregnada por la exaltación patriótica de esos tiempos. Cabe inclusive adivinar en ellos la clarividencia del Estado Autonómico actual. Un territorio único y compuesto, donde convergen las diferencias y singularidades de sus distintas regiones. Quizás buscando ensalzar la corriente del momento y que no es otra que la de la sublime Generación del 98. Intelectuales que soñaron en abrillantar los retazos de una historia antaño esplendorosa y que se hacía trizas después de perder las últimas posesiones coloniales. 

Figuras auspiciadas entre dos siglos. Correspondiendo su etapa madura a los albores del XX. Donde el analfabetismo en nuestro país alcanzaba la deplorable tasa del 60%. Lo que añadido al caciquismo, al clientelismo y la ineficacia gubernamental, se contraponían completamente con los ideales de grandes liberales, como fueron José Ortega y Gasset o Ramón Pérez de Ayala, entre otros, a los que el valenciano retrató maravillosamente. Personajes que se convertirían en representantes políticos destacados durante la Segunda República. Y como los románticos de comienzos del siglo XIX acabaron tal vez desencantados, al percatarse de que por lo que tanto habían luchado se tornó poco a poco en algo divergente con sus iniciales planteamientos. 

Coincidiendo ese instante de transición entre dos centurias, en cierto modo, con el aumento del protagonismo de los nacionalismos, al comprobar las clases burguesas provinciales la incapacidad de la Administración Central para responder a sus problemas y para potenciar su desarrollo y progreso.