Bluemove presenta un nuevo concepto de alquiler de coches

Alejandro 19 diciembre 2015 0

Bluemove presenta un nuevo concepto de alquiler de coches

Nuestro país es uno de los que más turistas recibe a lo largo del año, y ello se traduce directamente en que el alquiler de vehículos sea un negocio muy rentable, sobre todo en ciudades grandes. Mucho tiempo se han oído quejas de lo caro que puede resultar el alquilar un vehículo o de la diferencia abismal que hay entre unas compañías y otras. Pues bien, la solución a todas esas quejas puede haber llegado, y se llama Bluemove.

No sólo son los turistas los que alquilan coches, en ocasiones los residentes también precisamos de alquilar un vehículo, ya sea porque el nuestro se estropee, porque no tengamos vehículo propio o porque necesitemos uno con más potencia. Bluemove  ha creado el concepto carsharing, que está basado básicamente en pagar por el tiempo que se utiliza el coche. En Madrid y Sevilla ha tenido muy  buena acogida este nuevo método de alquiler de coches por el cual, repartidos por toda la ciudad se encuentran vehículos (coches y furgonetas) que están a disposición de los miembros del club Bluemove. Un servicio que, además, está disponible las 24 horas del día los 365 días del año.

Imaginemos que son las 11 de la noche y que necesitamos trasladarnos por carretera a otra ciudad pero no tenemos un vehículo. Las agencias de alquiler de vehículos no abren las 24 horas del día (y durante todo el año), y Bluemove podría suponer la diferencia entre llegar o no llegar a nuestro destino. Además, es una muy buena alternativa al transporte público que, aunque es la opción que más se trata de vender, también conlleva gastar más tiempo y aguantar a los demás pasajeros. Si vamos en un coche alquilado, siempre iremos mucho más cómodos y llegaremos con más tiempo de antelación. Un servicio que realmente encaja a la perfección con lo que la ajetreada vida en las grandes ciudades.

Aparte de todo lo mencionado, aquellas personas que no quieren gastarse 15.000 euros de media en un vehículo, en su mantenimiento y en todos los gastos relacionados con él, tienen el carsharing como opción. Por otra parte, se contribuye a que el tráfico sea mucho más fluido y a reducir los niveles de contaminación, un problema cada vez más serio en las grandes urbes y que ya ha causado algunos problemas como limitaciones y prohibiciones de aparcamiento.