Marketing motivacional y microtendencias en el sector turístico

Ibiza Melián 23 abril 2009 7

Imagen de previsualización de YouTube

 

Recientemente el lobby empresarial Exceltur reclamaba al Gobierno un apoyo claro en cuanto a Turismo se refiere, tras una caída en esta actividad del 7% durante el primer trimestre del año. Si a esto sumamos el preocupante aviso lanzado por el banco estadounidense [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], quienes afirman que en el 2010 España podrá llegar a la nada desdeñable tasa de paro del 21,3%. Tenemos dos opciones: o bien ser presas del pánico, pasando del llanto al lamento, cosa que sirve de bien poco; o lo más lógico, escudriñar para hallar las oportunidades que se presenten, que aunque no lo creamos las hay y muchas. Debiendo algunas Comunidades Autónomas, cuyo PIB depende en gran medida directa o indirectamente de este tan importante motor económico, seguir a pie juntillas lo que nos aconseja el célebre refrán: “cuando las barbas de tu vecino veas arder, pon las tuyas a remojar”. Necesitando coger ejemplo de China, que ha decidido apostar contundentemente por la industria turística como vehículo para salir de la crisis.

Disponemos de un producto maduro. Siendo todos conscientes de que si en esta fase no nos renovamos e innovamos constantemente consolidando nuestra marca, corremos el riesgo de precipitarnos hacia una etapa de declive. ¿Pero se puede revertir esta situación en un mundo súper competitivo, mediático y global como el nuestro? Por supuesto que sí.


Sin embargo, para ello es obligatorio desaprender todo lo asimilado hasta este momento y aplicar las últimas técnicas. De lo que se deduce que somos meros aprendices, prolongándose nuestro proceso de formación a lo largo de toda nuestra trayectoria profesional.

Vivimos en un entorno saturado de [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] publicitarios, lo que provoca que los clientes sean inmunes a ellos. El 76% no les da credibilidad alguna.

La comunicación ha pasado de ser unidireccional a multidireccional. Donde el usuario además de consumir la información desea interactuar, añadiendo contenido o modificando el existente.

Es aquí donde cambia radicalmente el [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]. Ya no podemos lanzar mensajes genéricos sino dirigidos a las personas. Hemos de analizar minuciosamente nuestro “target”, diseñando un marketing fundamentado en cada microtendencia, adaptado a los deseos y preferencias del segmento al que pretendemos dirigirnos.

Para sobresalir entre tanta rivalidad requerimos de un conocimiento exhaustivo de nuestro cliente, sólo así estaremos preparados para cautivarlo y emocionarlo. Única forma de que recuerde nuestro destino tras el retorno a su hogar. Mostrándose como piedra angular la suma atención en los pequeños detalles. Los turistas presuponen nuestro buen hacer, pero el ser excelente es lo que marca la diferencia. ¿No merece la pena al menos intentarlo? Nos jugamos demasiado para obviar esta realidad.